POR DECRETO FIJADO PARA 2020 EL SALARIO MINIMO

Por FUERZA OBRERA
DE UNIDAD SINDICAL
FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL
BARRANQUILLA, ATLÁNTICO ||

El presidente IVÁN DUQUE MÁRQUEZ, en asocio con la Ministra de Trabajo, ALICIA ARANGO, fijó un incremento nominal del salario mínimo actual ($828.116), igual al 6% (equivalente a $49.686,96, o sea, $1.656,23 diarios). En el mismo porcentaje (6%) es reajustado el auxilio de transporte, o sea $5.821,92 ($194,06 diarios).

IMG-20191226-WA0007

Los delegados de las Confederaciones sindicales, la CUT y Pensionados, habían solicitado “congelamiento de los precios de los servicios públicos y combustibles” y elevar a UN MILLÓN DE PESOS, el valor conjunto del salario mínimo mensual, más el valor del auxilio de transporte (actual de $97.032). Es decir el aumento nominal solicitado era: $1.000.000 – $925.148 ($828.116+$97.032), igual a $74.852 mensuales ($2.495 diarios). Repartido entre aumento del salario mínimo y reajuste del auxilio de transporte: igual a 8,09%.

Dos factores son decisivos para la fijación del incremento anual del salario mínimo: 1) la inflación; 2) la productividad. La primera está a cargo del Departamento Nacional de Mentiras (el Dane), por ser un ente más político, que científico o técnico. La segunda estaba a cargo del Departamento Nacional de Planeación y, ahora, para estas negociaciones, esa labor metodológica fue endosada al Dane, para quien esté año no hubo, prácticamente, incremento de productividad

_20191017_200131

Para el Dane, la inflación de 2019 se haya en 3.88% y, estima que en diciembre, no desbordará el 4%. Para los empresarios el incremento del salario mínimo no podía superar el 5.88%, porque la economía no lo resistiría, arrastrando consigo los empleos y provocando una catástrofe. Para la Ministra de Trabajo “La cifra es una cifra inalcanzable porque es el doble de la inflación lo que generaría un desequilibrio en el mercado laboral”,

Patronos y gobierno, siempre han manejado el argumento de que los aumentos de salario producen inflación (alza en los precios), afectando a los propios trabajadores, al empresariado y al país (todo el pueblo). Estos argumentos peregrinos fueron demolidos por Carlos Marx, en su obra “SALARIO, PRECIO Y GANANCIA”. Demostró que un alza de salarios, no provoca por sí misma, aumento en los precios de las mercancías. Solo que, manteniendo igual nivel de productividad y escala de producción, puede generar una disminución en el volumen de las ganancias patronales.

De manera que las alzas de los precios de todas las mercancías y servicios, obedece al apetito voraz, desmedido y especulativo de la clase capitalista que regula hacia arriba los precios de sus mercancías y ganancias, y, hacia abajo los salarios de los trabajadores.

Siendo el incremento del 6% igual a $49.686,96 mensuales; o sea, $1.656,23 diarios ($207,02 por hora), ¿será que los trabajadores que perciban tal aumento saldrán de la miseria, la pobreza y la desigualdad y la inequidad desaparecerán?