¿QUÉ ES EL LAWFARE?(La guerra jurídica o judicial)

Un invento gringo practicado por casi todos los gobiernos y es la judicialización de la política en América.

Es el uso indebido de la ley e instrumentos jurídicos para fines de persecución política, destrucción de una imagen pública e inhabilitación de un adversario político. Combina acciones aparentemente legales con una amplia cobertura de prensa para presionar al encartado (incluidos familiares cercanos), de forma tal que este sea más vulnerable a las acusaciones sin pruebas, para lograr que pierda el apoyo popular y la capacidad de reacción.

_20190909_070655

Caricatura Vitort

El término “describe un método de guerra no convencional en el que la ley es usada como un medio para conseguir un objetivo político-militar”. A partir del 2001 el concepto empieza a ser manejado en ámbitos diferentes a lo castrense.
Hoy utilizan la NED , la USAID y el Departamento de Justicia, como asesores para la reforma de los aparatos jurídicos en el continente, estrechando vínculos con los entes judiciales e la región.
Los aspectos fundamentales del Lawfare es el papel determinante del poder judicial en cabeza de jueces y fiscales, espacio donde se despliegan sin limitaciones, estrategias de desestabilización y persecución política; deslegitimar y perseguir figuras políticas populares opuestas a sus intereses. El ajuste estructural y la lucha anticorrupción es el otro aspecto que configura la persecución judicial de la guerra letrada.

La persecución judicial se ha exacerbado contra todo lo que esté contra el consenso de Washington.

El caso judicial se utiliza como un arma y se hace público e momentos de alto costo político para la persona o grupos que serán desprestigiados, colocando a “técnicos” vinculados al poder de turno, para atacar al adversario político. En el proceso se resaltan a unos y se invisibiliza a otros. Los medios de información masivos y concentrados operan de modo transversal estas dinámicas, manipulando la opinión pública al magnificar algunos casos e invisibilizar otros, a la vez que ” manufacturan consentimiento” sobre la corrupción como “enfermedad del Estado” y de lo público, a diferencia de las buenas prácticas de lo privado.

Argentina, (caso Cristina F. de Kirchner ) Brasil ( Lula y Dilma) Colombia ( Jesús Santrich) Honduras ( Mel Zelaya) Paraguay, (Fernando Lugo), Ecuador (Rafael Correa), Venezuela ( Nicolás Maduro) Nicaragua (Daniel Ortega) son la mejor muestra del empleo arbitrario de las instituciones jurídicas para exterminar gobiernos y opositores políticos, pisoteando el imperio de la ley y del derecho; los principios del Derecho Internacional Público de la autodeterminación de las naciones y la no injerencia en los asuntos internos de los países.

El Lawfare es una nueva forma de producir un golpe de Estado suave y prolongado desde el interior de las democracias, el Estado constitucional de derecho y la igualdad en el trato jurídico.

Impera el descrédito. La verdad es sacrificada. Se enaltece la mentira…pero la verdad siempre florece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s