¿NI UNIDOS PODEMOS?

Por: William Alexander Aguirre ||

A menos de dos meses de las elecciones de autoridades locales, las encuestas parecen reflejar una victoria contundente de Jaime Pumarejo en la alcaldía de Barranquilla. De acuerdo con Invamer, el candidato suma casi el 80% de la intención de voto, por otro lado, la oposición no llega al 20% con una votación desgranada en tres candidaturas distintas.

Al parecer la suma de todas las fuerzas opuestas a la casa Char no alcanzan para enfrentar decorosamente la contienda de octubre, mucho menos para disputar el control de la ciudad. En ese orden de ideas, lo único en disputa en este momento es el carácter de la oposición que tendrá Pumarejo en el concejo, bien sea una oposición gobernable “constructiva” o una oposición mucho más contestataria en el caso de Bohórquez.

Lo anterior explica la nula voluntad de los candidatos ‘alternativos’ por encontrar formas de unificar esfuerzos. Estás elecciones se configuran más como unas primarias de la oposición al charismo, que como una oportunidad real de enfrentar a esta casa política en el corto plazo. El segundo en votación que asuma la curul en el concejo aspira en convertirse en una alternativa real frente al próximo candidato de Cambio Radical en 2023.

IMG_20190909_175146

Caricatura de Nadim

 

Es increíble que en una ciudad que acumula un sin número de problemas (desempleo, inseguridad, electricaribe, migración) el actual alcalde llegue a un nivel de aceptación del 90%, que debe llamar a la autocrítica a los sectores políticos alternativos, que aún parecen estar rodeados por los fantasmas de las administraciones previas a la llegada de Char al gobierno local.

Si bien el impulso de la votación de la segunda vuelta presidencial ha permitido apalancar algunas propuestas políticas alternativas, hoy parecen los candidatos más preocupados por salir en las fotos cerca de Gustavo Petro y su hijo, lo que si bien representa un oxígeno electoral no aporta al fortalecimiento de una propuesta de ciudad que identifique a la ciudadanía barranquillera con la política.
Si el próximo 27 de octubre ni unidos podemos, por lo menos unidos deberíamos discutir la forma como se debe develar los intereses mesquinos de las familias tradicionales de la ciudad y proponer un modelo de ciudad diferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s