El despertar de una comunidad aletargada

Por Rosa Torrado y Alexander Moreno

 

El 4 de octubre del 2017 Colombia fue testigo de una apoteósica movilización de la comunidad estudiantil y de la sociedad en general quienes alzaron su voz de protesta con una marcha que se celebró en defensa de la educación pública y de calidad.

Santa Marta, ciudad más antigua de Colombia, y que acogió a Simón Bolívar, el más grande revolucionario que comandó la independencia de nuestro país, no podía ser la excepción a este proceso. Por eso, desde la Universidad del Magdalena, gran orgullo para los samarios, que desde 1958 ha venido formando a magdalenenses y foráneos como profesionales íntegros e idóneos, dijo presente con una manifestación multitudinaria como no se veía desde los 80´s y 90´s, lo cual nos lleva a preguntarnos: ¿las cosas mejoraron desde esos tiempos o simplemente nos adormecimos en nuestra lucha?

El recorte presupuestal en la educación que pretende implementar el Gobierno Nacional a través del programa Ser Pilo Paga fue el detonante para que los estudiantes y administrativos, miembros de la Universidad del Magdalena, y samarios en general se unieran en pie de lucha, siendo que al ver tan grande manifestación recordamos una frase del fallecido Jaime Garzón: “Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvarlo. ¡Nadie!”.

Y es que el 4 de octubre Santa Marta vio despertar a una comunidad que por años estuvo como aletargada; las consignas de los docentes para la gran movilización hicieron eco en la comunidad en general. ¡“No a la reducción de recursos públicos destinados a la educación superior”! ¡“No a la profundización de la desigualdad y la exclusión de los jóvenes de escasos recursos”!; entre otras.

Es que con el programa Ser Pilo Paga como política de Estado pone en riesgo las transferencias necesarias para vincular más docentes que ayuden a la renovación de la acreditación institucional, construir más infraestructura para evitar el hacinamiento, realizar más investigaciones que brinden solución a los problemas de nuestro territorio y darle más educación a miles de jóvenes en el departamento.

NO PERMITAS QUE LOS RECURSOS DESTINADOS A LAS INSTITUCIONES PUBLICAS DE EDUCACIÓN SUPERIOR, SE VAYAN A LAS UNIVERSIDADES PRIVADAS A TRAVÉS DEL PROGRAMA SER PILO PAGA Y CRÉDITOS DE FINANCIAMIENTO ICETEX (donde estudias 5 años y pagas 15), manifestaron los estudiantes por medio de volantes repartidos a la comunidad a lo largo de la marcha.

La revista Semana en su artículo “Los detalles de Ser Pilo Paga” da a conocer que: “Con un presupuesto de $155.000 millones en el primer año y de $374.000 millones en el segundo, que es 2016, se espera beneficiar un promedio de 10.000 jóvenes al año, para llegar a 40.000 al final del cuatrienio.” Lo que nos incita a pensar si estos recursos se inyectaran en las universidades públicas abriendo nuevas sedes, mejorando la infraestructura y abriendo la cobertura para recibir más estudiantes, ¿no se beneficiarían más de 40 mil?, eso sin contar la deuda histórica que tiene el Estado hacia las universidades públicas del país.

Para finalizar, cabe destacar que el comportamiento de los estudiantes y ciudadanía en general fue óptimo, se realizó sin altercado de ninguna índole.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s