Entre Gitanos y Wayúu del Caribe colombiano

Domingo Ramírez es un Rrom (Kalé) de Portugal que con la lectura de la novela “Leopardos bajo el sol”, de la escritora colombiana Laura Restrepo, quedó bastante sorprendido con las enormes similitudes que él halló entre los protagonistas de la novela, el pueblo Wayúu de La Guajira colombo-venezolana, y su propio pueblo.

Intrigado por el parecido de muchas de las costumbres de estos dos pueblos, Domingo Ramírez buscó y buscó en la Internet hasta encontrar la dirección del Proceso Organizativo del Pueblo Rrom de Colombia (PRORROM), organización a la que acudió para que le absolviera algunas interrogantes que tenía sobre el pueblo Wayúu.

PRORROM, a partir del relacionamiento que ha tenido con organizaciones de pueblos indígenas, entre ellas del pueblo Wayúu, respondió sin tardanza haciendo una preliminar comparación entre los dos pueblos. He aquí el resultad de esas reflexiones.

  1. Efectivamente, existen muchas similitudes entre el pueblo Rrom (Gitano) y el pueblo indígena Wayúu. Las grandes semejanzas entre estos dos pueblos obedecen, fundamentalmente a que dada su organización social tradicional, ambos pueblos son tribales.
  2. El pueblo Wayúu está ubicado en la frontera colombo-venezolana. En Colombia ocupan una extensión importante del departamento de La Guajira, localizado en la región Caribe. Es el pueblo indígena más numeroso de Colombia, pues su población, sin contar la que habita en el lado venezolano supera con creces las doscientas mil personas. Contrariamente el pueblo Rrom es un grupo étnico minoritario en el país con un peso demográfico, cuantitativamente hablando, es ciertamente muy bajo y, en lo que concierne al Caribe colombiano se identifican kumpeniyi Rrom (núcleos poblacionales) en los siguientes lugares: Sabanalarga (Atlántico), Sampúes, Ciénaga de Oro y Sahagún (Córdoba) y Sincelejo (Sucre).
  3. Los Wayúu tienen una amplia movilidad geográfica y son polirresindenciales, es decir que tienen, según las estaciones, viviendas en diferentes áreas de su territorio tradicional, que en Colombia está reconocido a través de varios Resguardos, entre ellos el de la Media y Alta Guajira que posee alrededor de 1.067.505 hectáreas de extensión.  Esta itinerancia, aunque circunscrita a un territorio específico, podría considerarse como una semejanza con los Rrom que son nómades.
  4. Los Wayúu tienen alrededor de 25 castas, o erruki, como se le dice en su propia lengua, el wayunaiki, que es una lengua que pertenece a la familia lingüística Arawak. Los Rrom también están compuestos por linajes o vitsi, como se les dice en la shib rromaní. El que ambos tengan una organización social conformada a partir de linajes, sería otra de las semejanzas.
  5. Una diferencia entre los Rrom y los Wayúu es que los primeros son patrilineales, es decir la sangre se hereda del padre, en tanto que los segundos son matrilineales. Sin embargo, la estructura y lógica de la organización social de ambos pueblos, como se dijo anteriormente, es bastante similar: Los Rrom configurados a partir del padre y los Wayúu a partir de la madre. Para los Wayúu es la familia de la madre, la más relevante, de ahí que sean los tíos maternos las figuras principales de autoridad.
  6. Los Rrom tienen a los Sere RomengueSero Rom, en singular–, en tanto que los Wayúu tienen como autoridades a los Araurayú, que como se mencionó son los tíos maternos. Los Araurayú, al igual que Sere Romengue, son hombres de prestigio, de honor y que tienen un amplio conocimiento de la tradición.
  7. Tanto los Rrom como los Wayúu tienen una ley propia en la que se encuentran muchas semejanzas. Al igual que la Kriss Romaní (sistema jurídico del pueblo Rrom), la Sukuaipa Wayúu (“Ley Wayúu”), se fundamenta en lo que simplificando en extremo podría llamarse como “ojo por ojo, diente por diente”, en otras palabras, donde la venganza y el cobro de la ofensa juegan un papel central. Para los Wayúu la sangre derramada hay que vengarla por lo que no son extrañas las guerras entre clanes rivales. Ello, al parecer, ocurre todavía con frecuencia en algunos grupos Rrom donde ese sentimiento se mantiene latente.
  8. La responsabilidad sobre una determinada infracción es independiente del hecho de si el infractor u ofensor tuvo o no la culpa. Lo que vale para la Sukuaipa Wayúu es el hecho objetivo mismo, es decir, el daño causado. De la misma manera que sucede con los Rom, la gravedad de una ofensa está determinada por el número de personas y grupos familiares que terminan involucradas. En muy pocos casos el responsable es exclusivamente el individuo, ya que lo más común es que la familia materna del individuo que cometió alguna infracción o delito, también es responsable.  Pienso que en esto de la ley propia es donde se encuentran más semejanzas entre los dos pueblos.
  9. Para evitar las “vendetas” entre clanes, los Rrom tienen la Kriss o Tribunal de Mayores que resuelven los conflictos. De la misma manera los Wayúu tienen en los putchipüu, o palabreros, un dispositivo que procura concertar la disputa entre familias rivales o enfrentadas. Cuando una familia quiere evitar que la ofensa o daño causado por uno de sus miembros, desate una guerra, llama a un palabrero, que es un hombre mayor de mucha sabiduría, para que “lleve la palabra” a la familia rival, con el propósito de llegar a un acuerdo. Si bien es cierto las guerras entre clanes son frecuentes, también es cierto que los putchipüu han impedido muchas más guerras y han posibilitado que familias rivales o enfrentadas lleguen a acuerdos.
  10. En rituales, como el del matrimonio, también encontramos muchas semejanzas, como quiera que en ambos pueblos la dote para acceder al intercambio matrimonial es fundamental. La diferencia estriba en que la dote en los Rrom es entregada al padre de la novia, en tanto que en los Wayúu es entregada a los tíos maternos de la novia. Estos son los responsables de llegar a los acuerdos con los tíos maternos del novio. Para los Wayúu la dote está dada por chivos, collares, caballos y también por dinero en efectivo. Sobre el precio de la dote, al igual que los Rrom, se tiene en cuenta factores como la belleza, la juventud, la “pureza de sangre” y la virginidad, aunque esta última no de la manera como la valoran los Rrom.
  11. Tradicionalmente los Rrom adivinan el futuro a través de las cartas y la lectura de la buenaventura, en tanto que los Wayúu lo hacen a través de los sueños. Los sueños deben contarse a alguna de las mujeres mayores de la familia, antes que termine de amanecer para que la adivinación del sueño sea más efectiva. Si bien la mayoría de Wayúu son cristianos, ya sea católicos o protestantes, tienen una marcada religiosidad centrada en los espíritus de los muertos, pulowi, al igual que los Rrom, con los mulé. Cabe acotar que la conversión a las iglesias evangélicas de los Wayúu reviste particularidades, puesto que su religiosidad tradicional no dejará de impregnar y pernear constantemente las prácticas y creencias de su nueva religión. Esto mismo ocurre con los Rrom, quienes asumen la religión evangélica, dejando intactos muchos rasgos de su espiritualidad tradicional.
  12. Una diferencia radica en que para los Rrom los cementerios son signo de mala suerte y por ello se les rehuye, en tanto que para los Wayúu son muy importantes. Cada grupo familiar tiene su propio cementerio, que es como el título de propiedad de su territorio. De hecho los Wayúu no son tanto de donde nacen, sino de donde están enterrados sus antepasados.
  13. Al igual que los Rrom, los Wayúu tienen un complejo sistema médico tradicional. Son, en ambos pueblos, principalmente las mujeres las que tienen conocimientos especiales sobre plantas, minerales y partes de animales que tienen poderes curativos y terapéuticos. Entre los Wayúu estas mujeres de conocimiento son llamadas ouutsü cuyo correlato entre los Rrom serían las drabarní.
  14. La palabra y el honor, son al igual que para los Rrom, de la mayor importancia. Los Wayúu le conceden un inusitado valor a la palabra, que hace superfluos los contratos escritos. Los Wayúu también son un pueblo ágrafo, puesto que su lengua, el wayunaiki, no es escrita, aunque algunos lingüístas han hecho propuestas de alfabetos. Esta situación también se ha venido dando entre los Rrom.
  15. Un caso curioso. En la eventualidad que una pareja conformada por una mujer Wayúu y un hombre Rom, tengan un hijo o hija, de acuerdo a los parámetros de descendencia de cada pueblo, este hijo o hija sería simultáneamente Rrom, por el padre, y Wayúu por la madre. Tendría la vitsa del padre Rrom y el eirruku de la madre Wayúu. Ambas familias reclamarían la pertenencia étnica de ese hijo o hija.  Esto para decir que a las mujeres Wayúu, lo mismo que a los hombres Rrom, les está permitido, sin mucha dificultad, que se casen y tengan descendencia con gente que no es de su propio pueblo. Un hijo o hija será siempre Wayúu si la madre es Wayúu. Un hijo o hija será Rrom si el padre es Rom.
  16. El pueblo Wayúu es un pueblo indígena, de origen amerindio. Se cree que hace más o menos tres mil años llegó al territorio que actualmente ocupa, proveniente de la Amazonía. Su base económica es el pastoreo, y al igual que muchos Rrom, el comercio y el contrabando, ya que le sacan provecho a la frontera colombo-venezolana. La inmensa mayoría de Wayúu son binacionales: colombianos y venezolanos y pueden cruzar la frontera libremente.
  17. Si para los Rrom las mujeres son importantes dentro de la organización social tradicional, también lo son para los Wayúu quienes por su carácter matrilineal las tienen en alta estima. Los códigos de honor y de guerra de los Wayúu, por ejemplo, prohíbe terminantemente, matar y aún atacar a mujeres y a niños.

Esperamos que estas breves y desordenadas consideraciones, hayan aclarado en algo las interesantes dudas que habían sido planteadas.

 

Nota: Yoska Bimbay, como cultor excepcional de los conocimientos y saberes de sus ancestros, se dedica al único oficio que realmente lo hace sentir libre y feliz: la forja del cobre. Junto a su núcleo familiar y con su pequeño taller a cuestas recorre con paciencia los pueblos del Caribe colombiano como antaño lo hiciera el inolvidable Melquíades. De vez en cuando, sobre todo en las noches al pie de un fogón, logra sacar tiempo para reflexionar sobre las vicisitudes de su pueblo. Él conversa y otros copian y difunden su palabra de fuego. PRORROM es la organización rromaní más antigua y de mayor trayectoria en el país, que viene trabajando activamente por la visibilización y pleno reconocimiento de los derechos colectivos del pueblo Rrom. Fue fundada en la kumpania de Girón (Santander) el 5 de agosto de 1998 y reconocida oficialmente mediante la Resolución No. 022 de 2 de septiembre de 1999 expedida por la hoy llamada Dirección de Asuntos Indígenas, Minorías y Rrom del Ministerio del Interior.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s